TwitterRssFacebook
Submit a New Listing

Croquetas de pollo

Croquetas de pollo

Reseña e historia

La croqueta es una masa de forma generalmente ovalada que fue creada en Francia pero que es muy conocida y consumida como si fuera un plato propio en España. Su masa está compuesta por diferentes rellenos, esto es muy pero muy variado, existen grandes restaurantes en todo el mundo que preparan este plato incorporando los ingredientes tradicionales del país.
En esta oportunidad te enseñare como preparar unas ricas Croquetas de pollo, de forma que la próxima vez que quieras preparar algo diferente para salir de la rutina, contaras con una receta que se adapta a la medida de quien la prepara

Ingredientes

• 2 cebollas grandes o 3 pequeñas
• 500 gramos de pollo molido preferiblemente o pollo picado pequeño
• 150 gramos de mantequilla
• 1 litro de leche
• 150 gramos de harina
• Nuez moscada
• Huevos
• Aceite de oliva virgen
• Pan rallado
• Sal y pimienta al gusto

Elaboración

Para preparar las Croquetas de pollo se puede usar pollo cocinado que haya quedado de otra preparación o un pollo crudo especial para esta receta, si es crudo se tendrá que cocinar antes, colocándolo en agua con un poco de sal y si se desea unas cuantas verduras para dar mayor sabor.
Si se puede comprar pollo molido sería bueno y si no se tiene se debe una vez ya este cocinado picar en pedazos pequeños, ya teniéndolo bien picado picamos las cebollas en partes pequeñas, se busca un sartén grande y se coloca a fuego bajo con mantequilla y apenas se esté derritiendo se agrega el aceite de oliva virgen, se deja calentar un minutos y se procede a agregar las cebollas picadas para que se doren por unos minutos.
Ya pasados unos minutos y aun con el fuego bajo se hará un bechamel, para esto se agrega la harina para mezclarla bien con la grasa y se va removiendo por unos minutos a fuego lento, con cuidado de que no se queme, una vez ya este una mezcla homogénea de todo lo que hay en el sartén se añade poco a poco la leche mientras se remueve, en el caso de la leche es preferible que este a temperatura ambiente o si es posible caliente previamente.
Se irá formando la bechamel y con el fuego se espesara, ahora colocamos un poco de nuez moscada, sal y pimienta, y se sigue mezclando hasta que se observe que la crema bechamel no se pega al sartén y que al moverla se mueva toda como una masa homogénea, ya logrado este punto se agrega el pollo cortado, se mezcla muy bien y se deja unos minutos para que se haga el pollo.
Al terminar esto se apaga el sartén y se vierte el contenido en una bandeja y se deja enfriar a temperatura ambiente y luego se procede a colocar papel para cubrirla y se guarda en la nevera hasta el siguiente día.
Al día siguiente se sacan porciones de la masa y se le da forma de la tradicional croqueta con ayuda de las manos, el tamaño es cuestión de gustos, teniendo ya varias, en otro plato se coloca huevos batido y pan rallado, se toma la croqueta se pasa por el huevo luego por el pan cuidando que queden bien cubiertas y en un sartén con aceite de oliva se ponen a freír unos minutos hasta que se doren y listo, buen provecho!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.